Blogia
cambiando de vida

¿a ti qué te parece?

Vamos a mezclar imaginación, pasado y actualidad.

Imaginemos que viene Hitler, por llamarle de alguna manera, de visita a España: Hitler es un jefe de estado alemán que era la cabeza del partido más votado en las elecciones de julio de 1932, con casi 14 millones de votantes y casi el 40% de los votos. Estamos en el siglo XXI, a 12 de agosto de 2011, pero imaginemos que sigue siendo el jefe de estado todavía.
La visita que viene a hacer a España no es en calidad de jefe de estado, sino que viene a dar unas conferencias a los seguidores de sus ideas. Imaginemos que este jefe de estado es famoso por sus ideas xenófobas y que tanto él como sus seguidores propugnan la desigualdad de derechos según raza, han rechazado las propuestas de la ONU de despenalizar el practicar esa religión o el ser negro en Alemania (1), y han soltado perlas del estilo:
"¿Le parece oportuno hablar de ’judaísmo’ a toda esa gente que está por quedarse sin empleo o que trabaja por horas y que no sabe ni siquiera lo que quiere decir esa palabra?" (1)
"El judaísmo o el ser negro perjudican a las personas y a la sociedad" (2)
"En tanto que seres humanos (los negros y judíos) merecen respeto (…) no debe ser rechazados pr esa causa. El respeto al ser humano es en todo momento fundamental y decisivo" "Pero eso no significa que el judaísmo o ser negro sea justo en absoluto. Sigue siendo algo que se opone a la esencia misma de lo que Dios ha querido en el origen" (3)

Si asumimos todas estas hipótesis ¿qué tal nos parecería que se les hiciese descuentos en alojamientos y transporte desde los organismos públicos españoles a la gente que viene a escuchar a ese "carismático líder"? ¿qué tal nos parecería que parte de nuestros impuestos fuesen para ellos en vez de para rebajarles el transporte y el alojamiento a esa gente que está sufriendo con la crisis? ¿y qué les parecería a los judíos y a los negros que residiesen en España que esa gente tuviese descuentos en los servicios públicos que ellos pagan?

Ahora otro caso, este es la cruda realida, sin imaginación: un jefe de Estado que ha sido elegido por una oligarquía de unos 120 ancianos, viene a España para presentar/presidir unos actos y no en concepto de jefe de estado. Ese jefe de estado y sus representantes internacionales, así como muchos de sus seguidores, defienden que los homosexuales no deberían tener los mismos derechos que los heterosexuales (matrimonio y adopción) y rechazan la propuesta de la ONU de despenalizar la homosexualidad (1) y sueltan las siguientes frases:

"¿Le parece oportuno hablar de ’género’ a toda esa gente que está por quedarse sin empleo o que trabaja por horas y que no sabe ni siquiera lo que quiere decir esa palabra?", subrayó (el Papa) (1)

La homosexualidad "perjudica a las personas y a la sociedad" (2, el obistpo de Tenerife)

"En tanto que seres humanos (los homosexuales) merecen respeto (…) no debe ser rechazados por esa causa. El respeto al ser humano es en todo momento fundamental y decisivo” afirma el Pontífice y luego precisa "Pero eso no significa que la homosexualidad sea justa en absoluto. Sigue siendo algo que se opone a la esencia misma de lo que Dios ha querido en el origen" (3, el Papa de nuevo)

Sí, estamos en agosto del año 2011 y estamos hablando de la visita del Papa a Madrid. Y yo me pregunto ¿qué tal nos parece que se les haga descuentos en alojamientos y transporte desde los organismos públicos españoles a los peregrinos que vienen a escuchar a escuchar a ese "carismático líder"? ¿qué nos parece que parte de nuestros impuestos fuesen para ellos en vez de para rebajarles el transporte y el alojamiento a esa gente que está sufriendo con la crisis? ¿y qué les (nos) parece a los homosexuales de España que se subvencione esta visita?

Espero que los dos párrafos obtengan la misma respuesta (así, por lo menos, sólo serían homófobos los racistas)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Gabriela -

Cuando leo este tipo de post no sé exactamente con cuál de los dos tristes sentimientos quedarme. A veces siento una especie de "alivio" (no es esa la palabra exacta pero no encuentro otra en este momento) porque suelo sentir que mi país es uno de los más atrasados con respecto a estos temas puntuales. Casi que no puedo creer que hoy en día se sigan discutiendo temas como la homosexualidad y el racismo, ¡cómo si no hubiese dramas realmmente importantes de los cuales ocuaprese! ¡cómo si alguno de estos temas fuese un drama!
Otras veces siento una rabia mucho más profunda que ya trasciende todas las fronteras:¿cómo puede ser que culturas que han padecido en carne propia las perversiones más tremendas de la religión y la xenofobia sigan alimentando este tipo de movimientos?
Los humanos somos los verdaderos salvajes predadores sobre la tierra.
Me gustan tus ideas.
Saludos desde Buenos Aires.

diegosego -

Si el Papa de verdad quería ayudar a la juventud española... ¡que compre deuda a precio de saldo! y no al revés, que se viene él a precio de saldo y de paso les pagamos nosotros las deudas a la Iglesia.

¿Qué Rating le darán Standard & Poor's, Moody's o Fitch al Estado Vaticano?

Y para acabar, un temilla que se me ha quedado pegado desde que me crucé por las calles con los papistas-peregrinos:
"Cumba ya señor, cumba yaaaaaaaaaaaaa"
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres