Blogia
cambiando de vida

uno de los cambios de mi vida

Últimamente duermo muy poco, y eso es muy, muy raro en mí, que me duermo a todas horas, en cualquier situación, desde que tenía 14 años y me fui a Francia, que parece que en ese momento decidí empezar a recuperar todas las horas "de sueño" que no había dormido nunca, en las que me quedaba pensando en la cama, podían ser fácilmente 2 horas, a veces también otras 2 por la mañana, cuando estaba de vacaciones. Cuando era pequeña de media, tardaba una hora en dormirme, y es cuando más he desarrollado mi imaginación, además de pensar sobre mi vida y rezar (sí, yo de pequeña rezaba todas las noches! me servía para relajarme, para hacer repaso de mi día, para pensar qué cosas debería cambiar y con cuáles estaba contenta), me inventaba mil historias, de todos los tipos, aunque la mayoría de aventuras, como el tipo de libros que solía leer.

Después de ese verano en Francia en el que me dormía en cualquier parte, estando 5 minutos en el coche para ir al pueblo de al lado, según me metía en la cama, hasta las mil del mediodía... ahora creo que fue por el cansancio mental que me supuso el estar las 24 horas del día hablando un idioma que no era el mío, en el que hasta ese momento no había sido capaz de pensar sin traducirlo antes. Además hacíamos mil cosas, viajábamos, hacíamos deportes, con lo cual se añadía cierto cansancio físico que ayudaba también a dormirme en cuestión de milisegundos según pisaba una cama o un recinto potencialmente de descanso.

Desde aquel entonces duermo mucho, soy una persona muy muy dormilona, e incluso me ha acarreado problemas, como quedarme dormida en clase, y otros más graves que no voy a contar aquí. Si quitamos una temporada de mi primer año de la universidad, un mes, en que dormí una media de unas 5 horas al día y era lo más feliz del mundo, porque me daba tiempo a hacer de todo, a estudiar, a charlar con la gente, y a quedarme hasta las dos de la mañana en los sofás del colegio con mi novio, siempre he dormido mucho. Aunque igual entre semana no duerma demasiado siempre soy la típica que se duerme en menos de 5 minutos, y a la que le cuesta levantarse de la cama, de la que me aprovecho los fines de semana, para recuperar el sueño perdido.

Pues ahora no, estos días me acuesto y, aunque no me cuesta mucho dormirme, me despierto mil veces por la noche, y me levanto por la mañana antes de que suene el despertador, algo inimaginable para mí. Ayer me acosté a las 2, porque estaba acabando un trabajo que quería entregar hoy, y hoy desde las 6:30 en adelante me he despertado cada poco, y a las 8:30 ya estaba en pie, media hora antes de que sonase el despertador, y casi siempre me levanto antes de que suene el despertador, y siempre antes de que suene por segunda vez, cuando yo soy (¿era?) la típica a la que le sonaba durante media hora, parece que mi vida está cambiando...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

shankao -

"Por cierto, tu novio del colegio mayor, ¿es mi novio?"

Compartir es vivir.

kate -

Pues, en mi caso, todo lo contrario! Intento dormir sólo lo necesario, para poder aprovechar la mayoría de las horas del día haciendo cosas, leer, estudiar, estar con mi novio o con amigos!

Por cierto, tu novio del colegio mayor, ¿es mi novio?

shankao -

Yo desde que llevo en Italia siempre duermo fatal: me despierto cada hora y me levanto por las magnanas con esa sensacion de no haber descansado.

Echo de menos mi cama de Leon; odio los colchones de espuma en los que a los 5 minutos te encuentras enterrado.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres