Blogia

cambiando de vida

Carta al obispo de Alcalá

Carta al obispo de Alcalá:

Muy señor mío,

yo también le quiero contar mi vida porque yo también he vivido un infierno del que he podido salir.

De más joven, por las noches, yo tampoco podía dormir  por el sentimiento de culpa que me atenazaba, y los días, me los pasaba atemorizada por si lo que estaba pensando en esos momentos era pecado.

Tenía días mejores, alguno casi ni me acordaba, pero poco después volvía al sentimiento de culpa y a odiarme por mis pensamientos impuros.

La parte buena es que puedo decir que ya he salido de ahí. Cierto es que de vez en cuando me vuelvo a acordar, pero tras mi cambio ya sólo me avergüenzo de haber pensado y sentido esas cosas, de haber creído a esa parte de la sociedad que está tan enferma, que sólo sabe hablar de enfermedades, infiernos y odios. Y les compadezco por ello y porque no quieren ver que otra vida es posible, una vida en equilibrio y en paz, queriéndose uno mismo y aceptando a los demás.

Así que me encantaría que publicase también esta experiencia mía, que estoy segura de que también comparte mucha otra gente, y es que me parece muy fácil de comprender que desde que abandoné el catolicismo soy una persona mucho más feliz y completa.

El ser gay o no, nunca me ha dado ningún problema.

(noticia en el país, noticia en el mundo)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Harta de las "revisiones de descuentos"

Estoy harta de que todas las reformas y todas las subidas vayan contra los mismos, contra los que las tienen que pagar siendo los que menos dinero disponen. Ahora han subido el metro de Madrid, que como sólo había subido de las 705 pesetas en el año 2000 a 9.30 € en el 2011, había que subirlo un poco más, que un 100% de subida en poco más que una década tampoco era para tanto, así que ahora pues una subida de 183%, casi triplicado el precio del billete en 12 años, ¿a quién le han subido eso los sueldos?.

Uy, perdón, ¿hablé de subida? Quise decir la revisión de descuentos (1, 2 y 3), de cuántos descuentos disfrutábamos, ¿verdad? Qué afortunadamos éramos.

Pues nada, muy bien, porque con esta subida, pese al precio de la gasolina, ya sale mucho más barata la gasolina que el metrobús o el abono. Y eso para ir a trabajar en coche solito, sin compartir, que la diferencia entre eso e ir apretado entre un montón de gente en hora punta también sólo la conocemos los mismos. Eso sí que es fomentar el ahorro, la ecología, el consumo responsable y todas esas ideas bonitas con las que se les llena la boca a todos, ¿pero no les dará vergüenza?

Y el que todavía lo ha hecho peor, aunque parecía imposible: Gustavo Samayoa Estrada, presidente de FUCI (Federación de Usuarios y Consumidores Independientes), ¿de verdad te parece técnicamente necesaria esta subida? Igual es porque no entiendo ese (ab)uso del técnicamente por lo que a mí, en vez de parecerme necesaria, me parece que vergüenza te debería dar, Gustavo, ¿de verdad a ti te han doblado el sueldo desde 2006 hasta aquí como a mí me ha pasado con el metrobús que utilizo para ir a trabajar? Dimite, sería lo más coherente dado que en teoría eres representante de los usuarios de metro, a los que está claro que no representas.

Harta estoy, o mejor dicho, hasta los ovarios, que me tienen harta de tanta palabra "bonita".

La famosa crisis de los 27

Llevo con esta crisis existencial ya casi 2 años y no ha sido hasta hará un par de meses que me di cuenta de hacia dónde te lleva la crisis de esta etapa, hacia el egoísmo, a no hacer el más mínimo esfuerzo por mantener a los amigos cerca porque ya todos tenemos nuestra vida montada y bastante llena, y para qué intentar hacer un hueco para ver a alguien si hace frío y no apetece salir de casa, o si hoy quería ir a dormir pronto...

Luego hay dos formas de tomáraselo, por lo que he visto. Hay quién cree que la amistad es eterna y da igual que pasen meses sin hablar porque a una de las partes no le ha apetecido buscar un momento para hacer algo juntos y charlar de la vida de cada uno, porque siguen siendo los mejores amigos del mundo. Igual piensan esto porque no han encontrado otro mejor, no lo sé. Con ese ánimo de hacer planes no sé si lo van a encontrar.

Luego están los que no son tan ingenuos como para pensar esto pero asumen los daños colaterales: son inevitables al madurar. Y sí, puede que lo sean, pero es distinto que la vida te separe de alguien a que te separes tú porque te da la gana, eso sería en tal caso fuego amigo.

Y mientras tanto yo sigo con mi crisis, no sé si porque me he resistido a asumir que esa gente ya no son mis amigos o porque lucho contra ese egoísmo que la acompaña y por eso no puedo cerrarla.

Eso sí, desde hace poco ya no puedo mirar hacia otro lado y buscar excusas para llamar de otra forma a este egoísmo, y desde entonces siento el final muy cerca. A la llegada de esta primavera mi crisis no sobrevive.

La felicidad es posible

Tras descubrir que la crisis de los 27 en realidad se llamaba "me hago egoísta porque me hago mayor y porque me da la gana, ¡qué pasa!" he tenido miedo de volverme yo también así, y estoy intentando evitarlo y no caer en eso durante la criba de amigos que me está tocando hacer.

Lo que sí que me he dado cuenta es de que me estoy volviendo malhumorada, como hacía años q no lo estaba, desde la adolescencia. Y en esto estaba pensando esta mañana mientras me duchaba, mientras salía de casa e iba hacia el metro, que estoy casi permanentemente de mal humor, que estoy cansada de todo, que estoy harta de que me traten mal mientras que yo intento contestar de forma educada y agradable por no hacer daño a la gente.

Y me sorprendió estar de tan mal humor por la mañana, cuando en general yo soy una persona alegre que se levanta con mogollón de energía y va en el metro cantando y bailando (tarareando y moviendo las piernas). Y de repente me di cuenta de que me estaba sonando la canción Tengo, de Pastora cuando ya había salido de casa cuando sin el wifi se debería haber parado la lista de reproducción del spotify y apagado la música.

Y este pequeño milagro* me hizo muy feliz instantáneamente, seguir teniendo música y encima esa canción era algo maravilloso. Me puse a cantarla por la calle mientras me movía caminando al ritmo de la música. La felicidad es posible y a mí no me gusta ser infeliz ni estar de mal humor. Al resto que los zurzan si lo quieren estar, a mí no me da la gana y, afortunada yo, tengo la capacidad de ser feliz por instintiva.

*: la explicación es sencilla, spotify es muy listo y aunque esa lista no estaba guardada, tenía canciones que estaban guardadas en otras listas y otras que tenía yo en mp3 en mi móvil…

¿a ti qué te parece?

Vamos a mezclar imaginación, pasado y actualidad.

Imaginemos que viene Hitler, por llamarle de alguna manera, de visita a España: Hitler es un jefe de estado alemán que era la cabeza del partido más votado en las elecciones de julio de 1932, con casi 14 millones de votantes y casi el 40% de los votos. Estamos en el siglo XXI, a 12 de agosto de 2011, pero imaginemos que sigue siendo el jefe de estado todavía.
La visita que viene a hacer a España no es en calidad de jefe de estado, sino que viene a dar unas conferencias a los seguidores de sus ideas. Imaginemos que este jefe de estado es famoso por sus ideas xenófobas y que tanto él como sus seguidores propugnan la desigualdad de derechos según raza, han rechazado las propuestas de la ONU de despenalizar el practicar esa religión o el ser negro en Alemania (1), y han soltado perlas del estilo:
"¿Le parece oportuno hablar de ’judaísmo’ a toda esa gente que está por quedarse sin empleo o que trabaja por horas y que no sabe ni siquiera lo que quiere decir esa palabra?" (1)
"El judaísmo o el ser negro perjudican a las personas y a la sociedad" (2)
"En tanto que seres humanos (los negros y judíos) merecen respeto (…) no debe ser rechazados pr esa causa. El respeto al ser humano es en todo momento fundamental y decisivo" "Pero eso no significa que el judaísmo o ser negro sea justo en absoluto. Sigue siendo algo que se opone a la esencia misma de lo que Dios ha querido en el origen" (3)

Si asumimos todas estas hipótesis ¿qué tal nos parecería que se les hiciese descuentos en alojamientos y transporte desde los organismos públicos españoles a la gente que viene a escuchar a ese "carismático líder"? ¿qué tal nos parecería que parte de nuestros impuestos fuesen para ellos en vez de para rebajarles el transporte y el alojamiento a esa gente que está sufriendo con la crisis? ¿y qué les parecería a los judíos y a los negros que residiesen en España que esa gente tuviese descuentos en los servicios públicos que ellos pagan?

Ahora otro caso, este es la cruda realida, sin imaginación: un jefe de Estado que ha sido elegido por una oligarquía de unos 120 ancianos, viene a España para presentar/presidir unos actos y no en concepto de jefe de estado. Ese jefe de estado y sus representantes internacionales, así como muchos de sus seguidores, defienden que los homosexuales no deberían tener los mismos derechos que los heterosexuales (matrimonio y adopción) y rechazan la propuesta de la ONU de despenalizar la homosexualidad (1) y sueltan las siguientes frases:

"¿Le parece oportuno hablar de ’género’ a toda esa gente que está por quedarse sin empleo o que trabaja por horas y que no sabe ni siquiera lo que quiere decir esa palabra?", subrayó (el Papa) (1)

La homosexualidad "perjudica a las personas y a la sociedad" (2, el obistpo de Tenerife)

"En tanto que seres humanos (los homosexuales) merecen respeto (…) no debe ser rechazados por esa causa. El respeto al ser humano es en todo momento fundamental y decisivo” afirma el Pontífice y luego precisa "Pero eso no significa que la homosexualidad sea justa en absoluto. Sigue siendo algo que se opone a la esencia misma de lo que Dios ha querido en el origen" (3, el Papa de nuevo)

Sí, estamos en agosto del año 2011 y estamos hablando de la visita del Papa a Madrid. Y yo me pregunto ¿qué tal nos parece que se les haga descuentos en alojamientos y transporte desde los organismos públicos españoles a los peregrinos que vienen a escuchar a escuchar a ese "carismático líder"? ¿qué nos parece que parte de nuestros impuestos fuesen para ellos en vez de para rebajarles el transporte y el alojamiento a esa gente que está sufriendo con la crisis? ¿y qué les (nos) parece a los homosexuales de España que se subvencione esta visita?

Espero que los dos párrafos obtengan la misma respuesta (así, por lo menos, sólo serían homófobos los racistas)

yo también quiero dejar de ser súbdita

Olé

artículo aquí

me estoy acordando de ti

Hoy tengo el día tonto, cada media hora paro lo que estoy haciendo para acordarme de ti, para, en una especie de ritual religioso, recordar el día de ayer, repasar lo que hicimos en alguno de los momentos, repasar lo que te dije, lo que me contabas, cómo me tocabas y cómo me hacías sentir, y sonreir con esta cara con la que llevo todo el día de hoy.

Y es que esta cara no va a haber quien me la quite, ya puede ser el día de hoy el más duro del año en el curro, que no me voy a enterar.

Me encanta caminar unos centímetros por encima del suelo, me encanta haber tenido un día así, cuánto lo echaba de menos, cuánto te echo de menos ahora mismo.

voy a ir (Puerta del Sol)

La Junta Electoral prohíbe las manifestaciones convocadas para el sábado por el movimiento 15-M en la puerta del sol. Es una pena, porque no voy a dejar de ir.  por varias razones:

-       Precisamente lo que pide este movimiento es conciencia y reflexión a la hora de votar y para nada hace campaña electoral, de hecho, cada persona que va allí piensa diferente, eso es lo bueno de este movimiento (y lo que dice la Junta es: “En los días de reflexión y votación nuestra legislación electoral prohíbe realizar acto alguno de propaganda o de campaña electoral”)

-       La Junta Electoral prohibió la manifestación del martes porque podía influir en la intención de voto, ¡en campaña electoral! ¡mientras hay mitines! ¡los mitines políticos sí intentan influir en la intención de voto!

-       Por eso, para mí, la Junta Electoral ha perdido toda credibilidad, yo no voy a una charla de un partido político, nadie me va a contar lo mucho que va a hacer por mí, voy a reunirme con un montón de gente para que, tanto nosotros como el resto de España, reflexionemos bien, despertemos y nos pongamos a pensar qué es lo que queremos.

-       Es el primer día que voy a poder dormir allí, porque el sábado no trabajo. Hasta ahora he ido y me he vuelto a casa a dormir, porque, en consonancia con cómo están las situaciones laborales para los jóvenes, yo estoy últimamente trabajando más de 10h al día por un sueldo de mierda. Sinceramente, las horas que me quedan libres quiero emplearlas allí y eso es lo que estoy haciendo.

-       La gente que hay allí se está comportando de una forma ejemplar, se puede hablar, la gente limpia, está unida por unas ganas de cambio y de implicación en la sociedad…

-       Estoy indignada con la situación política que vive mi país y el mundo.

Por cierto, yo ya he votado. Es lo que tiene el voto por correo, que hay que hacerlo en los días anteriores, nunca he tenido jornada de reflexión (vamos, siempre he tenido varias, e incluso todos los días desde las elecciones anteriores, me refiero a que los partidos han seguido con su campaña durante mi día de votación y después de él)

indignaos y manifestaos

Veo los vídeos (1 y 2) y leo los artículos y se me pone un nudo en la garganta.

Ayer la plaza de Sol estaba llena de gente, y espero que siga así estos días.

También había mucha policía, enfrente del reloj de Sol había unos 10 furgones y se veía a 34 policías nacionales y 14 municipales, puede que dentro o detrás de los furgones hubiese más.

Por una parte estoy muy emocionada con estas manifestaciones, por otra, no puedo evitar acordarme de las de la guerra, que también me emocionaron en su día, y lo poco (nada) para lo que sirvieron...

Sobre todo, no les votes.

parálisis

Estoy nerviosa, con unos nervios que me paralizan. Tengo un mal plan a la vista en un futuro muy, muy cercano, para el que llevo unos meses intentando buscar salida, aunque estaría mejor dicho huida. El problema es que como ese futuro me aterra, no me concentro en de verdad buscar esa salida. No es tan difícil, por lo menos no lo que está en mi mano, que es mucho, aunque para que eso llegue a buen fin tengo que confiarme al buen criterio (o malo, jejeje) de un puñado de gente de diversos departamentos de recursos humanos.

Todo esto se me está juntando a otro puñado de cosas que tengo que hacer en mi vida personal, laboral y universitaria, y así estoy, con la cabeza en mil cosas y en ninguna, pensando en todo lo que tengo que hacer y no haciendo nada, intentando relajarme y sólo pensando en qué pasará cuando llegue el día en que ese futuro negro empiece a ser presente, en qué haré, cómo me enfrentaré a ello, así que sin conseguir relajarme, sin conseguir sacármelo de la cabeza, sin conseguir concentrarme en hacer lo que tengo que hacer para que ese futuro se diluya, o para que me deje de aterrar, pero no puedo, soy débil y estoy asustada…

el camino marcado

(Y a quién le importa, Alaska)

¿De verdad hay tanta gente encantada de cumplir con las pautas de la sociedad y seguir el camino marcado de estudios-trabajo-pareja-casa-hijos? Si miro a mis amigos estoy tentada de decir que no, pero aunque siempre he sabido que me muevo en un micromundo de gente que piensa por sí misma, desde que estoy en este trabajo lo pienso más que nunca, lo del micromundo, digo, sobre todo lo de micro.

No es que me moleste especialmente que haya gente a la que le gusten otras cosas si eso lo asumo, aunque es cierto que a veces no me hace una ilusión tremenda, lo que me fastidia es como veo a mucha gente que intenta amoldarse todo lo posible a ese cliché y ves que no le pega, que pensaba otras cosas, que no acaba de encajar en la casilla en la que se quiere meter.

Y me da la sensación que esa gente es la mayoría, que no lo son esas personas que quieren esa vida “normal”, que tampoco lo somos los que no la queremos y lo decimos, más alto o más bajo, sino que la mayoría es esa gente que no la quiere, pero que llegado un momento de su vida elige dejar de sentir eso y desear lo contrario, y de ahí me parece que vienen un montón de inseguridades y depresiones, de intentar ser como no se es.

Y eso no es lo peor, es que son los que más insisten en convencerme a mí de que también me va a pasar eso, de que un día me cansaré de todo y seguiré el camino marcado porque si todo el mundo lo hace es porque a todo el mundo le gusta, pero lo suelen decir con un tono, con un entusiamo exagerado de lo felices que son ahora, con el que no convencen a nadie, ni siquiera a ellos mismos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Respeto

Eso sí que es caridad, compasión, respeto a las creencias y respeto a la muerte y a la dignidad de una persona que ya no te puede contestar.

"La familia ha pedido que en lugar de ofrendas de flores ese dinero se destine a donativos para la Fundación Elizabeth Taylor a favor de los enfermos de sida. Ni tan siquiera en el momento de su adiós la Iglesia Bautista de Westboro, conocida por creer que los gais deben ser condenados a pena de muerte, respetará la memoria de la actriz, y ha anunciado en su cuenta de Twitter que acudirá al funeral de Liz Taylor para manifestar su repudio a las acciones que ella emprendió."

Por supuesto, además del respeto que parece que le van mostrar a la actriz y su familia en un momento duro, no he dejado de fijarme en su idea de la pena de muerte y de la homosexualidad. Es realmente asqueroso.

La noticia completa está aquí, pero aviso: el resto es un cotilleo más.

Pinchazos

Hay ciertas cosas en mi vida que cuando las recuerdo me provocan un pinchacito en el corazón, en el estómago, en el lagrimal… no sabría decir dónde, pero me pasa. El otro día, en medio de una reunión de trabajo, me vino por sorpresa a la mente una imagen de una calle madrileña iluminada por el sol en un día como hoy, de cielo azulado, y sentí un pinchazo y me entraron ganas de llorar, por mi mala suerte, por lo injusta que es la vida, por las leyes de Murphy, por esas cosas que pasan cuando tú estás deseando que suceda lo contrario, por todos los pinchacitos que me quedan en el futuro, por este tema y por tantos otros…

Como no podía irme a casa a acurrucarme debajo del nórdico y llorar, me quedé en la reunión, puse buena cara y en mi cabeza cerré ese tema de un portazo para seguir hablando con mi jefe.  Por una parte me vino bien, eso de tener una obligación hace que te concentres en ciertas cosas y te veas obligada a olvidar otras, así que ese tema se desvaneción en mi cabeza igual que había aparecido de la nada, el pinchazo no se repitió y no he llorado por ese tema, que llorar es horrible y me da dolor de cabeza (es increíble, me da más resaca llorar unos minutos que estar de copas toda una noche).

Pero eso sí, me he acordado de ese tema alguna vez en estos días. Estas veces voluntariamente, he sido yo la que lo he buscado en la cabeza para volver a sentirme nostálgica. Sin pinchazo repentino la nostalgia es un sentimiento que me gusta y que cada vez tengo menos a menudo, no sé si porque las cosas bonitas de mi pasado ya han cogido la suficiente distancia y asumo que están acabadas, o porque gasté ese sentimiento durante la adolescencia.

Y no quiero tener temas así en mi vida que me puedan provocar pinchazos, pero sé que son inevitables, que significan que he vivido y creo (cuestión de fe, hay gente que no aprende nunca, simplemente me gustaría pensar que no estoy yo entre esa gente) que son los que ayudarán a coger fuerzas para enfrentarme a futuros temas parecidos.

Nota: artículo interesante sobre ventajas y desventajas de la energía nuclear.

noticias, noticias frescas

Estoy flipando un poco porque, aunque siempre me ha gustado leer el periódico, últimamente estoy enganchada. Estoy permanentemente conectada a la página de El país en el trabajo y la voy mirando cada vez que hago un pequeño descanso. Empecé así cuando lo del juicio a Garzón, hace unos meses ya, me volvió a pasar con lo de las revueltas árabes y ahora estoy muy sorprendida/ asustada con lo que está pasando en Japón. No me gusta la energía nuclear, creo que es un riesgo hoy en día innecesario, y no me gustaría vivir (aunque sea desde lejos) una prueba de ello.

Pero esta necesidad de estar permanentemente informada me hace sentir mayor, como si la despreocupación que asociamos a ser joven fuese cierta. Probablemente sea sólo que ahora tengo más tiempo, la oportunidad de estar constantemente conectada y una gran curiosidad por lo que pasa, aunque creo que lo que más influye es que sospecho que tanto las revueltas árabes como el posible accidente nuclear de Japón sean realmente hechos históricos que van a tener un impacto en lo que pase en el futuro, o eso espero.

Para estar un poco más enterados de lo que pasa en el mundo, dejo aquí los enlaces de tres blogs muy interesantes, con información de lo que está pasando en palestina. Son tres chicas palestinas que escriben en inglés, sobre las que hicieron un artículo en el país hace unos días: Rana Baker (http://ranabaker.wordpress.com/), Sameeha Elwan (http://sameeha88.wordpress.com/) y Lina al Sharif (http://livefromgaza.wordpress.com/)

En su último artículo, todas están hablando de unas manifestaciones que ha habido esta semana en Gaza. Rana cuenta también cómo Hamás ha atacado a los manifestantes. Las otras han escrito antes, informando de la manifestación, pero todavía no han vuelto a escribir. Lo sorprendente es que con lo atenta que he estado estos días al periódico, por lo de Japón, no he visto ni una sola noticia al respecto…

Ya buscándolo, he encontrado enlaces a periódicos menores, en ninguno de los “principales” comentan nada. Uhmm, cómo desconfío de los medios de comunicación y de la forma de calificar el nivel de importancia  las noticias.

Viajes y reflexiones

Viajar sigue siendo una de mis actividades favoritas, y no parece que eso vaya a cambiar en un futuro próximo. Además de estarme replanteando qué hacer con mi vida, y sobre todo dónde, he estado una semana de vacaciones que me ha llegado para visitar varias cosillas. Han sido unas vacaciones completas, ha habido amigos, turismo y fiesta. El turismo ha sido sobre todo histórico (y de historia bastante anciana) pero también acompañado de unos paisajes preciosos. La fiesta ha estado plagada de reencuentros, de comidas estupendas y de unas cervezas carísimas y noches hasta las tantas, seguidas de mañanas con resaca.

En medio de todo eso he conseguido tener varios momentos de soledad, para mí, para pensar. Han sido o ratos en los que me he separado del grupo mientras veíamos cosas o momentos que he tenido mientras el resto estaba ocupado. Siempre he necesitado momentos así y de vacaciones todavía más, y aunque en general mis amigos son para eso muy comprensivos y no me agobian nada, alguna vez me ha costado un poco más encontrar esos momentos pero me he fijado en una cosa: viene fenomenal fumar para no tener que poner una excusa para apartarte un momento del grupo y estar a tu aire.

mierda de justicia

No creo en la justicia, no puedo creer con estos motivos. Ya ayer casi se me saltaban las lagrimas de rabia cuando leia la noticia de cómo estaba actuando la familia para conseguir la ilegitimidad de la sentencia, pero hoy me parece el colmo. Hay una ley que no vale para nada, que no se puede hacer nada con ella, pero como ya está ahí, ya no hay nada más que hacer.

no quiero tener hijos

Desde hace muchos, muchos años (desde que tenía 10, más o menos) siempre he pensado que no quiero tener hijos, y leer este artículo me ha dado miedo, por si me siento alguna vez así en el futuro, por si me hacen dudar de algo que tengo claro desde hace tanto, por si alguien (y peor alguien a quien quiero) se empeña en hacerme dudar y convencerme de algo. Y quería leer los comentarios, aunque también me daban miedo, por lo mismo, pero he acabado leyéndolos todos.

He decidido escribir por qué no quiero tener hijos, y me ha resultado fácil: porque no soy de las que se queda embobada cada vez que ve un bebé y a la que todos le parecen guapísimos y riquísimos, porque tampoco me gustan mucho los niños y porque un embarazo y un parto son cosas que me dan mucho miedo y hasta asco. Sí, asco, qué se le va a hacer, ya sé que son cosas naturales, pero me dan asco, al fin y al cabo a mucha gente le da asco la regla y también es un suceso natural y mucho más frecuente, así que ya podéis dejar de mirarme con desprecio.

Como motivos menos materiales, me da mucho miedo educar a nadie, quién soy yo para decirle a nadie lo que tiene que hacer, pensar y decir. Y ojo, que soy una persona que opina mucho, igual hasta demasiado, pero con mis amigos, que ya son gente formada y con sus propias opiniones y que me las pueden discutir. No me gustaría influir constantemente en la forma de pensar de alguien, pero me temo que eso es una consecuencia de educar. Por otra parte, la última situación en la que me quiero ver en esta vida es haciendo las mismas cosas que en su día les critiqué a mis padres, y sé que tener hijos es la manera más fácil, y no, tampoco voy a tenerlos para demostrarme a mí misma que seré capaz de hacerlo de otra forma, de mi forma.

Odio que recurran, que algún novio lo ha hecho, a la genialidad de mis genes o de la mezcla que saldría, porque me suena a chantaje emocional y porque si nos ponemos, puede salir cualquier cosa e imagínate que chasco si los motivos para tener un hijo eran que iba a salir rubio/deojosazules/guapísimoylistísimo.

Pero todavía odio más cuando me llaman egoísta por no quererlos y acto seguido me dicen: ¿y quién te va a cuidar cuando seas mayor? Y encima me muerdo la lengua, por no ser yo igual de maleducada.

Y en lo único en que puedo dar la razón a los que dicen, que llevan años diciendo, que ya cambiaré de idea, es que es cierto que a medida que van pasando los años es un tema en el que piensas más, tener o no tener hijos, pero porque ellos se pasan el día hablándome de eso o de los suyos constantemente, como si ese fuese mi tema favorito de conversación, por el hecho de ser mujer o por el hecho de tener esta edad.

Y por supuesto que sé que hay gente que cambia de opinión con el tiempo, como también la hay que cambia de opinión sobre política o religión. Pero puestos a que las cosas salgan mal, mejor cambiar de opinión sin haberlos tenido, aunque luego no los puedas tener, que cambiar de opinión teniéndolos, que ahí ya juegas con vidas que no son las tuyas.

Madrid

Es muy seca, puede ser fría o cálida, pero siempre seca. Está llena de vida y energía y es muy divertida, a mí me encanta, pero no se puede negar que es seca. Además, suele tener un cielo azul brillante, tanto en invierno como en verano. Pero sin embargo, hoy se ha levantado gris y húmeda, no se sabe porqué. De esta humedad plomiza y translúcida llamada niebla. Y no ha ido desapareciendo al avanzar el día.

Para mí ha sido una sorpresa, porque no estoy acostumbrada a ver Madrid con tanta niebla. Tanta, que desde la esquina de Plaza España con Gran Vía, no se veía la mitad de arriba de la Torre de Madrid.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Domar, domesticar o dominar

Esta entrada viene a raíz de esta frase que he escuchado hoy: "la verdad es que mi mujer a mí me ha domado".

No estaba dicha con vergüenza, ni con tono de burla. Tampoco diría tanto como que con orgullo, pero tenía mucho más de esto último, sin duda.

¿Esto será como lo de dime de qué presumes y te diré de qué careces? ¿a los hombres, y tanto más en cuanto que les gusta presumir de indómitos de indomables, les gusta que les domen? ¿o que les domestiquen? ¿o que les dominen?

Por una parte, veo por qué sí puede gustar sentirse domado, y es que eso implica que antes eras un animal salvaje, que no es lo mismo que domesticar, que significa que de tigre aguerrido has pasado a ser un lindo gatito. Y ya no digo nada que dominar, donde hay una connotación obvia de supremacía.

Pero es que yo lo veo más en el sentido de que igual lo que quieren es una madre a la que obedecer, que les eduque de nuevo, a la vez que les reprenda con suavidad y cariño... serán tergiversaciones mías.

 

Por cierto, ahí van la primera definición de la RAE de cada uno:

Domar: Sujetar, amansar y hacer dócil al animal a fuerza de ejercicio y enseñanza.

Domesticar: Reducir, acostumbrar a la vista y compañía del hombre al animal fiero y salvaje.

Dominar: 1. Tener dominio sobre algo o alguien.

2.Sujetar, contener, reprimir.

Nota: Las dos primeras aparecían también como sinónimos. He puesto también la segunda definición de dominar, en tanto que sujetar aparece también en la primera palabra.

resumiendo

Me ha dado por pensar en el año pasado, bueno, en realidad me ha dado por pensar que me estoy haciendo mayor, que el tiempo pasa más rápido y que cada vez hago muchas menos fotos, porque hoy me he dado cuenta de que el año de Bélgica parece que me lo pasé haciendo fotos, clasificándolas y copiándome las de los demás...

Pero este año 2010, aunque puede que se haya pasado rápido, ha sido un año completito, para lo bueno y para lo malo, y como tal debe recordarse, así que aquí va el resumen de lo que ha sido cada mes, porque ha habido de todo, tanto en el tema curro, como en el de estudios, como en el del sexo, como en el del amor, como en la amistad, como en la familia... hay para todos.

 

Enero: empezó con: entre 0 y 10, 10 y medio.

Nochevieja iba a marcar el año, con lo bueno y con lo malo.

 

Febrero: lo breve si bueno, dos veces breve, pero casi soy una persona importante.

Romance en Barcelona.

 

Marzo: indigestión de pesadez.

Agobio.

 

Abril: otra vez de todo, sorpresas buenas y malas.

Agridulce

 

Mayo: reencuentros en la tercera fase, o en el tercer fin de semana, o en mi semana favorita en Madrid.

¿qué más da?

 

Junio: un mal mes, puede que el peor, si no estuviese diciembre ahí. Mareo.

Momentos horribles, excusas absurdas, y encuentros morbosos.

 

Julio: Creo que necesito vacaciones.

Orgullo pasado por orgullo.

 

Agosto: vacaciones y conocimientos extraños.

Amistades lejanas.

 

Septiembre: el amor puede ser no correspondido pero el morbo, el morbo siempre es recíproco.

San Mateo en Logroño es increíble, hay que repetirlo, y nota mental, el morbo es mutuo.

 

Octubre: varias primeras veces.

Masajes, declaraciones precoces, corsés y curiosidades renacidas.

 

Noviembre: el mes que me agilipollé y fui una crack al mismo tiempo.

El amor no es mutuo y encima te atonta.

 

Diciembre: el mes del horror, tras junio.

Nunca des por sentada la bondad, cariño, eso sí, el PDMV sigue estando ahí.

Por cierto, de todo lo que ha pasado este año, ya te avisó la Nochevieja.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres